Gráficos

Analizamos la movilidad social en España

El objetivo de este proyecto es estudiar la movilidad social en España a partir de un conjunto de datos únicos. Tenemos información tributaria de la renta de 2.7 millones de padres e hijos, separados por un intervalo de tiempo de 18 años y con información geográfica del lugar donde vivieron cuando los niños eran pequeños. Esto nos permite explorar y analizar la información y hacernos preguntas relevantes en función de los fenómenos observados. A continuación, se resumen los principales hallazgos.

Grid círculo

Resultados Nacionales

La movilidad en España

El primer gráfico muestra la renta mediana de los hijos de padres de diferentes rentas. Las rentas se expresan con centiles. (¿Centiles? Un hijo está en el centil 100 si está entre el 1% de los jóvenes de su edad con mayores rentas en toda España, y en el centil 1 si está entre el 1% con menos rentas. Para los padres es igual: un hogar pertenece al centil 100 si está en el 1% de hogares más ricos con hijos de esa edad.)

Movilidad nacional - Renta de los hijos según la renta de padres

Es un gráfico sencillo pero para construirlo hemos necesitado los datos de renta de millones de padres e hijos en dos momentos separados 18 años. La renta de los padres se observaron en 1998 las de los hijos en 2016, cuando tenían entre 26 y 32 años.

  • La movilidad no es perfecta. La tendencia en el gráfico es evidente: los hijos de familias pobres tienen rentas más bajas cuando crecen. En promedio, los hijos de familias pobres (<20%) crecen para tener rentas alrededor del percentil 40. En cambio, los hijos de las familias ricas (>80%) las tienen por encima del 60.
  • La ventaja extra de ser rico. La curva no es simétrica, sino que se eleva más deprisa por arriba. Es un efecto de las familias súper ricas. A partir del centil 90% la ventaja es cada vez más acusada: los hijos de hogares del 1% crecen para pertenecer de media al percentil 80 cuando rondan los 30 años.
  • ¿Cómo es la curva por abajo? En nuestros datos las familias más pobres no parecen atrapadas: los hijos de familias pobres están de promedio en el centil 42, pero no más abajo que eso. No obstante, hay que tener en cuenta que solo tenemos datos de los hogares que hacen declaración de la renta. Es posible que las familias más pobres se nos queden fuera de la muestra.
  • Los hijos tienen rentas individuales más altas que las hijas (entre 26 y 32 años). Los hijos de una familia de renta mediana están en el percentil 56 mientras que las hijas están en el 44. Esas diferencias se reducen cuando consideramos las rentas del hogar de hijos e hijas, en lugar de su renta individual.

¿En euros? El gráfico siguiente muestra la misma información pero con las rentas de los hijos expresadas en euros en lugar de percentiles. Los hijos de hogares pobres ganan —de media— unos 14.000€ y los hijos de hogares en la media rondan los 16.000 €. Pero la curva es no lineal hacia arriba: los hijos de familias de renta media-alta ingresaron de media unos 18.000€, los del 10% más rico unos 20.000€ y los hijos del 1% rico ingresaba una media de 32.000€ a los 31 años.

Las rentas aumentan con la edad, de manera que los hijos de 32 años ganan un 60% más que los de 26 años. Para que eso no afecte a nuestros resultados, expresamos las rentas siempre con centiles que calculamos comparando hijos de la misma edad.

La movilidad entre quintiles

Otra forma de ver la movilidad es fijarnos en la distribución de renta de los hijos de hogares pobres y ricos. El siguiente gráfico muestra qué porcentaje de los hijos de cada tipo de hogar tiene rentas bajas, medias o altas entre los 26 y 32 años.

Las diferencias son las esperadas: solo el 12% de los hijos de hogares pobres pertenece al quintil con más rentas de joven, mientras que un 33% de los hijos de hogares ricos está ese quintil rico.

Estos datos también nos sirven para observar los efectos de la edad.

El gráfico siguiente muestra cómo cambia la movilidad según van creciendo los hijos. Lo que vemos, tal y como era de esperar, es que la influencia de la renta de los padres sobre la de los hijos tarda unos años en manifestarse y es máxima cuanto más mayores.

Con 26 años, los hijos de familias ricas y pobres que tienen ingresos bajos son prácticamente los mismos (alrededor del 20% del total), pero para cuando cumplen los 32 años la cosa ha cambiado: tienen ingresos bajos el 16% de los hijos de familias ricas y hasta el 27% de los hijos de hogares pobres.

La menor movilidad la observamos a los 32 años. A esa edad, la probabilidad de estar en el 20% rico es casi el triple para los hijos de hogares ricos que para los hijos de hogares pobres. Es posible que la brecha siga aumentando después, pero no tenemos ya datos.

La movilidad por código postal

El análisis por código postal permite detenerse en algunas ciudades o explorar nuestro mapa interactivo. A modo de ejemplo podemos fijarnos en la capital. El siguiente mapa representa la renta mediana de los hijos de familias pobres (percentil 20%) que se criaron en cada código postal. Hay algunas fronteras cercanas: en la zona de Chamartín (28036), los hijos de familias de renta baja (del percentil 20) han ascendido en media al 57, mientras que en la zona de Ríos Rosas (28003), los hijos de familias de esas mismas rentas están diez puntos más abajo.

En el sur de Madrid, hay varias zonas de Leganés y Getafe con buenos resultados. En especial contrasta Leganés Norte, donde los hijos de familias de renta baja han acabado por encima de la media, con el barrio prácticamente limítrofe de La Fortuna.

No obstante, sacar conclusiones sobre vecindarios y barrios exigirá un trabajo exhaustivo. De momento es posible consultar los datos de los códigos postales de gran parte de España en nuestro mapa interactivo.

Resultados CCAA

La movilidad por comunidades

Los resultados anteriores podemos replicarlos en cada comunidad autónoma. ¿A qué percentil de renta pertenecen, de media, los hijos de los hogares pobres y ricos en cada territorio? (Nota: Las rentas de los padres se miden siempre respecto del nacional. Es decir, dos hogares del centil 20 tenían la misma renta en Andalucía o en Madrid, y lo que dice el gráfico es cuál es hoy la renta mediana de sus hijos.)

Las regiones donde los hijos de familias pobres han ascendido más son Cataluña, Aragón, La Rioja y Madrid. En esas regiones la mayoría de hijos están en centiles de renta más altos que sus padres. Los avances se observan sobre todo en hogares de rentas bajas y medias.

En el otro extremo están Murcia, Extremadura, Canarias y Andalucía. Allí la mayoría de los hijos han bajado peldaños respecto de sus padres. La excepción a menudo vuelven a ser las rentas más altas, que parecen menos dependientes de lo que ocurre con su comunidad.

Las diferencias son grandes. Los hijos de las familias en el centil 20 más pobre de España tienen rentas diferentes según donde vivieron sus padres. Los que se criaron en Cataluña están en el percentil 58 de mediana, mientras que los que se criaron en Andalucía están en el 38.


El siguiente gráfico muestra los cruces por quintiles de las rentas de padres e hijos en cada comunidad. Destacan especialmente las rentas altas en Madrid y Cataluña: casi el 40% de los hijos de hogares del quintil más rico crecieron para estar en ese mismo quintil (que es el doble de lo que uno esperaría por azar).

Las diferencias por comunidades o provincias dependerán de multitud de factores. Parece evidente, por ejemplo, que el crecimiento de cada región y las migraciones tienen un papel relevante en las transmisiones de renta.

La movilidad por provincias

El análisis anterior puede repetirse para cada provincia. El siguiente gráfico muestra la curva de movilidad para cada una de ellas. Además de varias provincias catalanas, destacan Palencia, Guadalajara, Zaragoza, La Rioja, Soria, Huesca y Burgos. En el extremo contrario están las provincias andaluzas de Cádiz y Huelva.

La movilidad por provincias

Resultados Grandes ciudades

La movilidad por ciudades

Los datos del proyecto permiten repetir estos análisis también por ciudad. Mostraremos solo algunas de las más populosas.

Barcelona capital aparece como la provincia donde se produjo una mayor movilidad hacia arriba, seguida de Zaragoza, Madrid y dos ciudades de su periferia: Fuenlabrada y Móstoles. En el extremo opuesto aparecen Murcia, Palmas de Gran Canaria, Alicante y cuatro capitales andaluzas (Córdoba, Málaga, Granada y Sevilla).

La movilidad por ciudades

Resultados Países OCDE

Cómo los padres condicionan los ingresos de sus hijos

En dieciséis países de la OCDE, el 31% de los hijos de padres posicionados en el cuartil inferior de la distribución de ingresos serán condicionados a quedarse en el mismo cuartil, mientras un 17% alcanzará el cuartil superior. Como demuestra el gráfico, en países como Dinamarca, Portugal y Chile, las oportunidades son relativamente iguales: los hijos de padres en el cuartil más pobre tendrán casi la misma posibilidad tanto para quedarse en el cuartil inferior como subir al cuartil superior. En cambio, Alemania y Estados Unidos representan los ejemplos menos igualitarios donde la mayoría de los hijos de padres con bajos ingresos se quedarán en el mismo cuartil y solo un 8% tendrá la posibilidad de alcanzar el cuartil superior de la distribución de ingresos. España, Grecia y Hungría representan los casos intermedios puesto que los bajos ingresos de los padres condicionarán al 28% de los hijos para permanecer en el cuartil inferior, mientras que un 19% aún podrá ascender hacia el cuartil superior.

Fuente: OCDE.

Cómo los padres condicionan los ingresos de sus hijos

Movilidad social en generaciones

Existe una gran variabilidad en la movilidad de ingresos en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Como vemos en el gráfico, dado el nivel actual de movilidad intergeneracional en los 24 países pertenecientes a esta organización, serían necesarias entre cuatro y cinco generaciones (en promedio) para que los descendientes de familias posicionadas en el 10% inferior de la distribución de ingresos alcanzaran la renta media – la misma cifra que se observa en España. Los países con baja desigualdad económica y alta movilidad social, como los países nórdicos, se encuentran por debajo del promedio de la OCDE-24, puesto que en cuatro generaciones estos niños podrían alcanzar el ingreso medio. En contraste, para niños criados en países con baja movilidad de ingresos, como los países emergentes Brasil, Colombia y Sudáfrica, serían necesarias hasta nueve generaciones para alcanzar la media, si asumimos que las probabilidades de ascendencia no sufrirán cambios.

Disclaimer: Estos resultados son simulaciones, y, por lo tanto, no representan el tiempo preciso que un individuo necesitaría para alcanzar el ingreso promedio de su país. Los cálculos están basados en la Elasticidades de Persistencia de Ingresos, derivadas del análisis de ingresos de padres e hijos realizado por Bowles y Gintis (2002), y los niveles actuales de ingresos del primer decil y la media de cada país, asumiendo elasticidades constantes.

Fuente: OCDE.

Movilidad social en generaciones